12 formas más para estar más saludable con poco esfuerzo

Lava y seca tus manos regularmente.

Lavarte las manos con agua y jabón te libra de los gérmenes y secarlos previene la propagación de bacterias, y es una de las maneras más efectivas de prevenir las infecciones.

Lava tu ropa de cama también.

Los pliegues de tus sábanas pueden ser un caldo de cultivo para las bacterias y hongos que incluso pueden enfermarnos, le dijo el microbiólogo de la Universidad de Nueva York Philip Tierno a Erin Brodwin de Business Insider. Nuestras almohadas solas pueden albergar hasta 16 especies de hongos cada una.

Para prevenir que los microbios acechen cerca de tu boca y nariz, Tierno recomienda lavar las sábanas una vez por semana, una práctica que también es enfatizada por los autores de un estudio de 2017 publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Usa protector solar.

Puede oler raro, pero es una de las mejores maneras de prevenir el cáncer de piel.

Usa anteojos de sol también.

Los anteojos de sol no son solo un accesorio de moda. Proteger tus ojos de la radiación UV del sol es tan importante como proteger tu piel, ya sea que estés cortando el césped, paseando en bicicleta o jugando al aire libre.

Compra una planta.

¿Tu oficina es algo gris? Traer plantas a la oficina puede te hacerte sentir más feliz en el trabajo, según un estudio que monitoreó los efectos de las plantas en dos grandes oficinas comerciales en Reino Unido y los Países Bajos.

Hidrátate

Un buen régimen de hidratación puede prevenir la piel seca y escamosa. Pero las cremas hidratantes vienen en diferentes tipos que tienen diversos efectos, por lo que es importante saber qué tipo o tipos estás utilizando.

Medita por aproximadamente 30 minutos por día.

Al menos una docena de ejecutivos juran por la técnica de relajación.

Las investigaciones sugieren que la meditación puede ayudarte a manejar el estrés, mejorar tu memoria y conciencia, y disminuir tu presión sanguínea. Un estudio encontró que las personas que meditaron durante 30 minutos al día, cinco días a la semana, durante un mes (11 horas en total) vio cambios en una parte del cerebro involucrada con la autorregulación.

Lee un libro.

Amplía tus conocimientos, reduce tu estrés y corta brevemente los vínculos con Internet. Un pequeño estudio del 2012 descubrió que leer sobre las experiencias inspiradoras de otra persona hacía que las personas estuvieran más satisfechas, menos estresadas y más dispuestas a ofrecerse como voluntarias que otras personas.

Apaga tu teléfono de vez en cuando.

En ocasiones, desenchufarse puede ayudar a las personas estresadas a lograr un estado de relajación completa. Es especialmente una buena idea evitar los teléfonos una hora o más antes de acostarte, ya que la luz de los teléfonos puede interferir con tu habilidad para conciliar el sueño.

Acuéstate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana.

Cuando te acuestas y te levantas en un horario diferente durante la semana y los fines de semana, puede provocar un fenómeno llamado jetlag social, el cual puede desorientar el horario de sueño natural de tu cuerpo.

Acerca tu escritorio de trabajo a una ventana.

Un pequeño estudio de 2014 descubrió que las personas que trabajaban en oficinas con ventanas realizaban más actividad física y dormían más durante las noches que las personas en oficinas sin ventanas.

Finalmente, alimenta esas relaciones cercanas.

Un estudio de 75 años de los psicólogos de Harvard descubrió que las relaciones cercanas eran la clave para vivir vidas más felices y saludables. Lo que es más, una falta de conexiones sociales podría ser un riesgo tan grande para tu salud como fumar, dicen los científicos.

Los mejores trucos del sitio en tu correo
Suscríbete para recibir más artículos como este.
SEGUINOS:

Compartir :)